Marqués de Cáceres

Don Enrique Forner trajo la maloláctica a La Rioja y por ende a todo España, desde Burdeos a primeros de los 70.

Entendió la diversidad de los diferentes pagos de La Rioja. Y la utilizó. Creo una EMPRESA de nuevo cuño organizativo en el mundo vinícola. Su comercialización fue revolucionaria. Un claro pionero.

Su hija Cristina lidera la Empresa con un equilibrio casi perfecto entre el conocimiento de saber que los grandes vinos se hacen con mucho tiempo de experimentación y el continuo aprendizaje de lo último en la innovación.

Fijense en todos los nuevos vinos y los Grandes Vinos. No fallan. Valor seguro.