El Jamón Ibérico: Se caracteriza por ser de caña fina y silueta estilizada, por su grasa luminosa y de matices rosáceos así como por su tierna, fragante y entreverada carne de tonalidades rojizas, de sabor dulce y textura untuosa, que se funde en el paladar.

NAVALPEDROCHE Genética Pura Ibérica